Dámaso Molero: “There are great opportunities in Latin America for the development of biosimilars”

Molero highlights the R&D activity in Latin American countries.

CLICK HERE TO READ THE INTERVIEW

Dámaso Molero: “There are great opportunities in Latin America for the development of biosimilars

Trescientas compañías han participado en el primer foro Biolatam, del sector biotecnológico, clausurado ayer en Bogotá. Estos son los casos de éxito de empresas españolas de esta industria que comienzan a tener actividad en América Latina.

1. La planta del tigre. Esta planta tiene propiedades cicatrizantes, regenerativas y revitalizantes en cosmética. Originaria de Madagascar y Asia, también conocida como centella asiática, se descubrió su potencial porque los tigres se frotaban en ella para recuperarse de sus heridas. Phyture vio su potencial para la cosmética, la incluyó en sus investigaciones y ahora inicia su proceso de venta internacional. Esta spin-off de la Universidad de Barcelona, participada por Inkemia (cotizada en el MAB), desarrolla ingredientes para cosmética a partir del desarrollo propio de células madre de plantas. Esta investigación permite a partir de unas pocas semillas desarrollar líneas celulares sin tener que explotar los recursos naturales. Hoy trabajan con casi 20 vegetales para tres firmas de cosmética y una farmacéutica. En Colombia, la compañía ve un gran potencial. “Hemos tenido una acogida excelente. Aquí hay una gran industria cosmética y una biodiversidad de flora impresionante”, dice Óscar Expósito, uno de sus fundadores.

2. Biodiésel de residuos de caña. Neol, joint venture de Repsol y la granadina Neuron Bio, ha acudido a Biolatam buscando socios que le ayuden con el escalado industrial de su tecnología novedosa para biodiésel. Neol desarrolla biocombustible a partir de residuos de caña de azúcar, el bagazo, con el que logran un aceite para obtener el producto final. “Hemos firmado un acuerdo con la colombiana Colbiocel como socios, que nos permite el acceso a la materia prima, el residuo agrícola local”, explica Javier Velasco, director general de Neol. A partir de 2014, comenzará a vender su know-how, como ingeniería, para productores de biodiésel y de la industria agroalimentaria que quieran desarrollar biocombustibles. “Veo muchas oportunidades en Brasil, Colombia y México”, añade.

Test Hepático

La firma española OWL Metabolomics venderá en Colombia gracias al acuerdo de licencia con Colfarh (Colombia). Es su primera alianza internacional y se firmó ayer en Biolatam. Distribuirá un test de diagnóstico de la enfermedad hepática asociada a la obesidad, diabetes, hipertensión y triglicéridos elevados. La prueba detecta la patología con un simple análisis de sangre, lo que evita otras pruebas complejas.

3. Vino y mucho más. El grupo bodeguero Matarromera ha acudido a Biolatam para presentar su nueva patente, el Eminol, un ingrediente para cosmética y alimentación obtenido a partir del hollejo de la uva y que tiene propiedades cardiovasculares, de elasticidad y rejuvenecimiento, gracias a los polifenoles. Tras una década de investigación y 15 millones de inversión en I+D, ya lo utilizan en su línea de cosméticos Esdor y en las pastillas nutracéuticas Esdor. En Latinoamérica ya están presentes en México, República Dominicana y Costa Rica. “En Colombia hemos empezado a negociar”, explica Carlos Moro, presidente de Matarromera. Pero, a parte de sus cosméticos, quieren ir más allá. “Ahora también vamos a vender el Eminol, a través de nuestra filial Abrobiotec, como materia prima para la industria de la alimentación”, avanza. De hecho, trabajan con otros grandes grupos industriales en el proyecto Senifood para incorporarlo como ingrediente saludable en lácteos, pan o productos cárnicos.

4. Proteínas para las farmacéuticas. “Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el desarrollo de fármacos biosimilares”, dice Dámaso Molero, director general de 3P Biopharmaceuticals. Esta empresa navarra produce proteínas recombinantes para fabricar fármacos y para ensayos clínicos. Por ahora, cuentan con clientes europeos, uno de EE UU y otro reciente en México. Los biosimilares son los productos sin patente (como los genéricos) de los fármacos biotecnológicos, un área donde los países americanos están muy interesados por su coste menor. “Además aquí hay I+D y sobre todo tienen dinero”, cree.

5. Ensayos en hospitales americanos. Genetrix, grupo fundado por la exministra Cristina Garmendia y del que es presidenta, está especializado en terapias celulares. Su investigación más avanzada es una terapia con células alógenas (que no son del paciente, como un medicamento) para tratar el infarto de miocardio. “No existe nada parecido en el mundo. Nosotros vamos a comenzar con ensayos clínicos en pacientes de hospitales españoles a principios de 2014”, comenta Juan Carlos del Castillo, director general de Genetrix. Aunque en Latinoamérica no hay empresas parecidas “y esta actividad está poco desarrollada”, confiesa, “sí hay una oportunidad de realizar nuestros ensayos en hospitales de Colombia u otros países como puerta a la FDA (agencia del medicamento de EE UU)”. Asegura que hay un excelente nivel científico en los centros sanitarios sudamericanos, pero con poca experiencia en llevar productos al mercado.